Valores en las escuelas

Trabajamos en instituciones educativas
públicas y privadas

  • . Charlas explicativas
  • . Talleres lúdicos informativos
  • . Trabajo en equipo: cohesión grupal

Para construir una sociedad mejor

Desarrollamos valores como instrumentos de apoyo institucional, con la meta de formar una sociedad sin violencia ni discriminación.

Reforzamos el proceso de socialización que cumplen las escuelas, abordando al individuo, al grupo y a la comunidad. 

Fomentamos la experiencia de la práctica democrática, cuya principal herramienta es el diálogo grupal. 

Desarrollamos un ciclo de mejora continua

Nuestro ciclo:

Garantizamos:

  • Realizamos un diagnóstico de la realidad de cada institución.
  • Planificamos talleres y capacitaciones, entre otras actividades, y las validamos junto a las partes interesadas 
  • Ejecutamos lo planificado.
  • Evaluamos las acciones realizadas y su impacto. 
  • Presentamos informes y los utilizamos para la generación de nuevas estrategias y actividades. 
  • La alineación de nuestras acciones con la escuela y con la comunidad.
  • La mejora continua de cada proyecto.
  • La resolución de problemas.
  • La medición y el reporte de resultados.
  • La transparencia y la trazabilidad de los aportes.

Nuestra propuesta

Desarrollamos una propuesta integradora y socioformativa, destinada a niños y adolescentes de instituciones regionales.

Realizamos talleres de formación en valores, integrando actividades recreativas y reflexivas, y estimulando el proceso grupal para el alcance de los objetivos.

Promovemos acciones colaborativas para el desarrollo del bien común y el mejoramiento de la calidad de vida. 

Nuestra metodología

Generamos la construcción grupal a partir de la apreciación de experiencias en un clima de intimidad.

Planteamos el diálogo en un espacio de taller, para lograr la adquisición de aprendizajes significativos con un sentido práctico.

Abordamos la integridad del individuo, en una relación entre cuerpo y subjetividad, para aprender con el cuerpo y pensar junto con otras personas.

 

Resolvemos los conflictos de un modo grupal, donde las miradas sobre un problema se multiplican tanto como las posibles soluciones. 

Los resultados

Nuestro proceso grupal se convierte en un sostén de relaciones necesarias para que cada individuo pueda crecer, a la vez que crece el grupo en una relación directamente proporcional.

 

Las actividades generan un proceso de maduración que permite la autorrealización del individuo y del grupo, y promueve el desarrollo de conductas orientadas a la construcción de una sociedad mejor para todos.